Aguas Subterraneas en Chile

La mala gestión del agua en Chile 2021

Mala gestión del Agua

El 60% de escasez de agua en Chile es causada por una mala gestión del recurso.

El estudio “Transición Hídrica: El futuro del agua en Chile”, presentado ayer por Fundación Chile, identifica los principales problemas y riesgos existentes por la gestión del agua en Chile, y propone 212 medidas y acciones concretas para avanzar hacia un manejo sustentable de este recurso. “Al menos 70 áreas de restricción actual pasarán a ser áreas de prohibición. La importancia está en cómo transitamos en condiciones de mayor sequía”, advirtió el director general de aguas, Óscar Cristi.

 

Por ello, la necesidad de cambiar el enfoque actual de la gestión del agua aparece como urgente para el país ante los posibles impactos en la disponibilidad del recurso y en nuestro desarrollo económico. En ese escenario, Fundación Chile presentó ayer el estudio “Transición Hídrica: El futuro del agua en Chile”, que en base a un análisis en profundidad de seis cuencas del país (Copiapó, Aconcagua, Maipo, Maule, Lebu y Baker) identifica las causas de los problemas en esta materia y propone 212 medidas, acciones y soluciones para disminuir las brechas identificadas.

En estas cuencas se levantaron y analizaron las distintas realidades de los territorios, identificando los factores clave que pueden poner en riesgo al recurso hídrico.

¿Cuál es el escenario al 2030-2050 de mantenerse las tendencias actuales? De acuerdo al estudio de Fundación Chile, entre los escenarios pronosticados se visualiza que el crecimiento urbano y agrícola tendrá un impacto negativo en los recursos hídricos por un aumento de la erosión e impermeabilización del suelo, mientras que se incrementará el riesgo de exposición a aluviones e inundaciones por la expansión de las ciudades.

“El escenario tendencial es la trayectoria futura si seguimos con un modelo de gestión histórico, delatando una falta de mirada de entorno y sin involucrar a los actores del territorio. La planificación territorial sigue sin integración y la información es dispersa y poco accesible, demostrando descoordinación de usuarios que compiten en el territorio y aumentan los conflictos, con una lenta estrategia de inversión”, explicó Ulrike Broschek, líder del proyecto Escenarios Hídricos 2030 de Fundación Chile.

con una lenta estrategia de inversión”, explicó Ulrike Broschek, líder del proyecto Escenarios Hídricos 2030 de Fundación Chile.

En este escenario tendencial, esto se sumará un incremento en los precios del agua potable en los territorios, producto del déficit hídrico y de eventos críticos. En búsqueda de soluciones, señala el informe, el Estado debe invertir en sistemas de provisión de agua potable alternativos, como la desalación y otros. Las zonas rurales serán las más vulnerables, ya que carecen de infraestructura hídrica adecuada para enfrentar la variabilidad climática.

Según el director general de aguas, Óscar Cristi, la proyección de déficit de agua potable rural en la Región Metropolitana es de un 83% al 2050, lo que -afirmó- sirve de ejemplo para demostrar que en nuestro país transitamos desde la abundancia a la escasez creciente. “Al menos 70 áreas de restricción actual pasarán a ser áreas de prohibición. La importancia está en cómo transitamos en condiciones de mayor sequía”, señaló.

¿Qué tan preparados estamos para enfrentar esta transición?, Según Cristi, “tenemos falencias por enfrentar, como la data disponible -no siempre confiable y consistente-, y para ello trabajamos potenciando la hidrometría y la modelación de acuíferos para evaluar su estado efectivo. Como país hemos pasado discutiendo lo legislativo en los últimos ocho años, pero eso no ha generado una gota adicional para familias rurales, y el foco está en decidir en dónde ponemos nuestros esfuerzos”

Entonces, ¿Cómo gestionamos el recurso hídrico sin causar problemas en este país?

Aquí puedes encontrar los distintos tipos de telémetros al detalle

Donde existe la necesidad de monitorear niveles de agua subterránea y la intrusión de agua salada, las aguas residuales inyectadas o la contaminación por descargas químicas y vertederos, existe CTD-Diver otra herramienta que posee una carcasa de 22 mm diámetro y de cerámica resistente a la corrosión. Equipdo con sensores de conductividad de cuatro electrodos, existen dos opciones para medir la conductividad: conductividad verdadera o específica a 25 ° C. Además, se mide y se registra la presión y la temperatura monitoreando la calidad del agua, desechos mineros y una constante vigilancia de contaminación. 

Puedes encontrar los productos de más alta calidad en monitoreo de Aguas subterráneas aquí

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *